LA NUEVA BATALLA DE LOS BIOCOMBUSTIBLES EN LA FORMULA 1

This post was originally published on this site

#Biocombustibles #Biotanol #Etanol #FormulaE #biodiesel #EnergiasRenovables #F1 #formula1 

El cambio de la Fórmula 1 a biocombustibles en la nueva generación de coches se está viendo potenciado por una batalla en la sombra debida a un cambio en la refrigeración del motor.

Como parte de la apuesta de la F1 por la sostenibilidad, la nueva normativa –que iba a entrar en vigor en 2021, pero que se han retrasado un año– obligará a los equipos a usar un 10% de etanol sostenible en sus motores.

El trabajo ya ha empezado entre los suministradores de combustible de la F1 para optimizar el potencial del biocombustible, y Shell, socio técnico de Ferrari, ha revelado una fascinante característica del nuevo producto.

La compañía cree que una característica refrigerante del etanol podría abrir una interesante vía de desarrollo en la F1 que podría derivar en una decisiva batalla.

Benoit Poulet, director de rendimiento de Shell F1, dijo a Motorsport.com: “El aspecto interesante del rendimiento del coche es similar a cuando te pones un gel refrigerante en los dedos, puedes sentir el efecto refrescante. Sera lo mismo con el motor. Podrá refrigerar algunas partes de la unidad de potencia y eso podría ser bastante beneficioso. Estamos trabajando duro en ello”.

“Las propiedades son bastante interesantes para la combustión y creo que podemos hacer algunas cosas interesantes. Hemos encontrado por ahora que este efecto refrigerante es positivo para el motor”.

El etanol ofrece este beneficio porque tiene casi tres veces el calor de vaporización que un combustible normal, lo que implica que hay un efecto refrigerante para la carga entrante durante el ciclo de combustión. Una entrada de carga más fría implica que la potencia del motor aumentará.

Los fabricantes de motores podrían perseguir directamente esta ventaja de rendimiento, u optar por cambiar el diseño general y las características de refrigeración para hacer funcionar el motor en una temperatura diferente. Esto incluso podría tener un efecto secundario en la aerodinámica del coche.

Benoit dice que Shell ha estado trabajando en el nuevo biocombustible desde que la las normativa se publicó el año pasado.

“Es un gran reto, pero estamos realmente contentos de cambiar al combustible E10, y, para ser sincero, también lo estaríamos si se añadiera otro 10% más”, dice. “Tenemos gente trabajando en el proyecto que están familiarizados con el E10. Y es un gran cambio porque el etanol tiene otras propiedades diferentes a las de otros hidrocarburos”.

“Debido a eso, decidimos empezar rápidamente. Es un poco como la gente del chasis; empezamos tan pronto como se publicó la normativa. En la dirección del proyecto puse a una persona a tiempo completo y ahora entendemos realmente bien el beneficio del E10”.

El uso de más biocombustible en la F1 estaba planeado inicialmente para 2021, pero el retraso reciente de la aplicación de la nueva normativa por la pandemia del coronavirus lo ha retrasado a 2022.

Por Jonathan Noble

FUENTE: MOTORSPORT